¿Por qué las altas temperaturas de esta temporada podrían afectar las emociones? ¿Por qué somos adictos a la validación en las redes sociales? ¿Por qué un comentario de un padre a su hijo pequeño podría determinar el comportamiento del niño al crecer?

Éstas fueron algunas de las preguntas que respondieron la psicoterapeuta Gestalt y periodista Neyra Moncayo, conductora del podcast de bienestar emocional La Espuma de los Días de adn40, y el neurocientífico Eduardo Calixto, durante su conversatorio en la Feria Internacional del Libro de Coyoacán (FILCO) 2024.

I. ¿Cómo el calor afecta nuestras emociones?

Ocurrido el pasado lunes 10 de junio, el conversatorio fue moderado por Maurizio Montes de Oca, director de adn40 Radio, quien comenzó hablando de la “ecoansiedad”, es decir, de cómo el medioambiente y el clima podrían generar malestares psicológicos. Mismos que son difíciles de resolver porque los seres humanos por lo general “somos poco conocedores de lo que sentimos”, acotó Neyra Moncayo, quien también es directora de la barra de opinión de adn40.

Por su parte, Eduardo Calixto aseguró que “solemos enojarnos con el calor. Esto se debe a que el cuerpo lo percibe como una amenaza, como si algo malo fuera a pasar”. Reaccionamos por esta razón a la defensiva. Sin embargo, “el calor también produce mayor apetito sexual”, dijo el especialista, lo que provocó risas entre los asistentes.

“Y entonces ¿cómo quitarnos el calor, Eduardo?”, le preguntó Neyra Moncayo.

“La mejor manera es moverse lo menos posible. Así los músculos disminuyen su temperatura. Definitivamente si agitas la mano frente a ti, vas a sentir más calor”, respondió el autor El lado B de las emociones (Aguilar, 2023).

II. ¿Por qué somos adictos a la validación en las redes sociales?

En tiempos donde se aprecian como el oro los likes, follows o retuits, pues esto genera dopamina o placer al cerebro, pareciera que ya no es necesario el contacto humano. Es decir: se menosprecia el tener a alguien para conversar de frente.

“Eso es una equivocación, porque necesitamos de la prosodia u oír el sonido de las palabras para entender con cuál emoción se nos está hablando”, dijo Calixto. Además, las redes sociales suelen generar una conducta de “sólo recibir cariño en vez de darlo”. Y, por cierto, para todos aquellos que suponen que un romance de redes sociales podría convertirse en una relación duradera, no hay nada más alejado de la realidad: “Está comprobado que las relaciones de Facebook duran sólo siete meses”.

Por lo que Neyra Moncayo recomendó que para tener relaciones más plenas: “Es mucho mejor fomentar la conversación cara a cara, platicar con atención plena, gestionar el uso de redes y participar en actividades offline”.

III. ¿Cómo los padres pueden afectar las emociones de sus hijos?

Es preciso decir que la mayoría de los comportamientos que los padres tienen con sus hijos, ya sea al reprenderlos e incluso alentarlos, cuando estos son niños, repercutirán en su vida adulta. El doctor Calixto comentó que un día, luego de que lo regañara y golpeara cuando viajaban en el camión, su padre le regaló unas gomitas para que dejara de llorar. Sin embargo, la manera de entregárselas y el enojo de éste, hicieron que relacionara una emoción desagradable con la golosina: “Cuando crecí, un día me regalaron una gomita y luego de comérmela sentí dolor de panza”. Es decir, debemos ser más conscientes de lo que los niños entre los siete y catorce años retienen del comportamiento de sus padres. Esto definirá su personalidad.

“Muchos de nosotros queremos que los niños se comporten como adultos”, advierte Eduardo Calixto, “pero les dicen cosas como ‘quiero que tengas lo que yo no tuve’, sin embargo, eso es meterles presión en lugar de aconsejarlos correctamente”.

Para finalizar Maurizio Montes de Oca invitó a los especialistas a que compartieran sus consejos para mejorar en el manejo de las emociones. A lo que Eduardo Calixto aseguró que es necesario hacernos conscientes de que “nadie es malo en su propia película”, es decir, que cada quien actúa conforme su mundo psíquico se haya desarrollado. “Y recuerden”, completó Neyra, “orar sirve para sanar”. Lo cual avivó los aplausos del público.

Posterior al conversatorio, se regalaron doscientos libros de diversas editoriales y temáticas, entre los asistentes al evento.

Encuentra aquí todos los episodios de La Espuma de los Días.